noviembre 30, 2021

Cruda Verdad

Últimas Noticias

Áñez planifico un segundo golpe de estado para evitar que Arce asuma

Áñez planifico un segundo golpe de estado para evitar que Arce asuma

Áñez planifico un segundo golpe de estado para evitar que Arce asuma. La exgobernante de facto Jeanine Áñez, acusada de perpetrar sedición y violación de la Constitución en contra del Gobierno de Evo Morales en noviembre de 2019, habría tenido la intención de ejecutar un segundo golpe de Estado para evitar que Luis Arce, perteneciente al partido Movimiento al Socialismo (MAS), tome la administración de Bolivia al ganar las elecciones en octubre de 2020.

Según audios y documentos a los que tuvo acercamiento la revista electrónica The Intercept, el plan consistía en reclutar mercenarios de EE. UU., los cuales darían un golpe de Estado que acabaría con el triunfo de Arce, quien ganó con un 55,11% de votos en primera vuelta, evitando un segundo encuentro.

Áñez planifico un segundo golpe de estado para evitar que Arce asuma

En estos audios estarían implicados el entonces ministro de Defensa de AñezLuis Fernando López, quien estaría refugiado en Brasil, y el exadministrador civil del Ejército de los EE. UU. Joe Pereira, quien en ese entonces llevaba operaciones en Bolivia y fue elegido como el organizador de la misión de los mercenarios estadounidenses.

En una de las grabaciones, López asevera que sus acciones son para “evitar la aniquilación” de su nación.

Las mismas grabaciones y documentos afirman que López y Pereira no serían los únicos implicados, sino que altos funcionarios del Gobierno de facto de Áñez se habrían ofrecido para apoyar el plan de golpe de Estado.

“Los armamentos y otros equipos militares obviamente son muy importantes para reforzar lo que estamos haciendo”, también se oyó decir al extitular de Defensa.

Áñez planifico un segundo golpe de estado para evitar que Arce asuma

The Intercept también sostuvo que los mercenarios estadounidenses vendrían desde una base militar en las afueras de Miami a incorporarse a escuadrones de policías, unidades militares y pistoleros de Bolivia.

Asimismo, Pereira, habría manifestado que solicitar armas “no es un problema”, ya que incluso podría conseguir “hasta 10.000 hombres”.

El plan no llegó a ejecutarse debido a que, según The Intercept, con base en grabaciones, hubo disconformidad entre López y Arturo Murillo, el entonces ministro de Gobierno, quien se encuentra detenido en EE. UU. y acusado de lavado de dinero y corrupción.

A %d blogueros les gusta esto: