enero 21, 2021

Cruda Verdad

Últimas Noticias

Cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos – No sale a cuenta

Cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos

Una de las medidas más esperadas por los peruanos no llegará a ver la luz. Los cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos y bebidas porque perderían demasiado dinero.

Según la AsociaciónNacional de Salas Cinematográficas (Anasaci): “Abrir los cines bajo estas condiciones no es sostenible para ninguna cadena”. Hay que tener en cuenta que no solo se prohibiría la venta de alimentos y bebidas, sino que también el aforo se vería reducido a menos de la mitad.

El gremio aseguró que el protocolo de bioseguridad para evitar contagios de COVID -emitido en la víspera- que dispone el reinicio de operaciones con un distanciamiento mínimo de 2 metros y en la que se prohíbe el consumo de alimentos y bebidas durante la emisión de las películas “hace inviable el modelo de negocio, tras 270 días” de paralización.

Cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos
Cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos

Bajo estas condiciones reabrir los cines no es sostenible para ninguna cadena. No solo porque con esta restricción de distancia el aforo se reduce a menos de un 25%, sino también porque esta industria no se puede sustentar sólo con la venta de entradas”, declaró Mónica Verdeguer, presidenta de La Asociación Nacional de Salas de Cine (Anasaci).

En ese sentido, el gremio solicitó al Ejecutivo que reconsidere las medidas impuestas en el distanciamiento al interior de la sala y la venta de alimentos para disfrutar sus películas.

En lo relacionado al distanciamiento, dentro de los protocolos presentados, Anasaci demostró que con un aforo del 50%, con butacas bloqueadas y funciones escalonadas, el cine puede garantizar una experiencia segura, con tránsito fluido y sin aglomeraciones para los asistentes.

El protocolo aprobado dispone 2 metros entre butaca y butaca, no solo de manera lateral y vertical, sino también diagonal, con lo cual solo se podría habilitar un aforo máximo de 25%.

“Con el ingreso remanente, las cadenas de cines deben cubrir tanto sus costos operativos. Sin la venta de alimentos y bebidas, esta estructura de costos es insostenible para las cadenas de cines”, acotó.

Si los cines no quieren reabrir sus puertas si se prohibe el consumo de alimentos, nos deja en claro las ganancias que tenían con la venta de estos. Por eso también lucharon porque se prohiba la ley que permitía el ingreso de alimentos propios a sus instalaciones.

A %d blogueros les gusta esto: