julio 28, 2021

Cruda Verdad

Últimas Noticias

Sacerdotes no le hacen caso al Vaticano y bendecirían uniones homosexuales

Sacerdotes no le hacen caso al Vaticano y bendecirían uniones homosexuales

Sacerdotes no le hacen caso al Vaticano y bendecirían uniones homosexuales. Pese a la negativa del Vaticano de aprobar el matrimonio homosexual, el movimiento de curas “rebeldes” austriacos seguirá otorgando la bendición a las parejas del mismo sexo que deseen contraer nupcias.

La asociación, que desde el 2011 exige la modernización de la Iglesia Católica, indicó que Dios “ama a todos por igual” y que por ello el Vaticano debería aprobar la unión homosexual.

La realidad nos ha demostrado que las parejas homosexuales pueden celebrar el amor de Dios en la Iglesia igual que el resto, señaló este martes la Iniciativa de Párrocos, quienes se denominan “desobedientes” en su actitud de rebeldía a la jerarquía católica.

Asimismo, manifestaron que su congregación “no rechazará ninguna pareja que se ame y busque la bendición de Dios”.

Sacerdotes no le hacen caso al Vaticano y bendecirían uniones homosexuales

Este lunes, el Vaticano recordó a través de un comunicado que la Iglesia católica no puede impartir su bendición a las uniones de personas del mismo sexo. Esto, luego de que algunas autoridades eclesiásticas manifestaron su duda sobre el tema.

Sin embargo, pese a la actitud de la iglesia, el movimiento de curas austriacos sostuvo que la decisión es ofensiva para los hombres y las mujeres cristianas, y perjudica el verdadero mensaje del Evangelio. Además, denuncian que el Vaticano asume que las parejas homosexuales no son parte del plan divino”.

Sacerdotes no le hacen caso al Vaticano y bendecirían uniones homosexuales

En ese sentido, expresaron su deseo de colaborar con las ordenes religiosas que defiendan la unión homosexual.

El movimiento de curas rebeldes consta de 350 sacerdotes y diáconos de Austria y tiene el apoyo de 3.000 laicos en varios países. Ellos se dieron a conocer en 2011 “ante el rechazo de Roma a una reforma hace tiempo necesaria”; por ende, se declararon obligados a seguir su propia conciencia y desobedecer el mandato del Vaticano.

A %d blogueros les gusta esto: